Viernes, 10 Julio 2020 11:26

El presidente de ASAJA Alicante denuncia en Les Corts la "mentira" de las ayudas de la DANA y la "actitud cobarde" de la Conselleria por su estrategia de talar árboles sanos para frenar la Xylella

Valora este artículo
(1 Voto)

El presidente de ASAJA Alicante, Eladio Aniorte, ha comparecido en las Cortes Valencianas para denunciar dos temas fundamentales: “la mentira, decepción y humillación” que han supuesto para los agricultores las ayudas de la DANA y el restablecimiento de la estrategia de erradicación de la Xylella Fastidiosa, que implica la destrucción de ejemplares sanos e, incluso, especies resistentes a la enfermedad, lo que ha sido denunciado como propio de una clase “política cobarde”. Aniorte ha pedido que se retiren YA los políticos ineptos que no potencian el cuidado de las economías de las personas y nuestros pueblos.

El presidente de ASAJA Alicante Jóvenes Agricultores, Eladio Aniorte, ha comparecido hoy en la Comisión Especial de Estudio para la Reconstrucción Social, Económica y Sanitaria por el COVID-19 en la que ha destacado como necesario realizar dos denuncias fundamentales: "la mentira, decepción y humillación” que han supuesto las ayudas para la DANA y la vuelta a una "estrategia cobarde y lesiva" por parte de la Conselleria de Agricultura al aplicar la erradicación de almendros afectados por la Xylella Fastidiosa y, también, de los que están sanos, lo que ha definido que es consecuencia de sucumbir a los poderes y “fuerzas vivas de Valencia”.

Tras estas dos denuncias principales se ha centrado en las consecuencias que la pandemia del COVID 19 y la declaración que el estado de alarma han tenido para la agricultura y la ganadería que se desarrolla en la provincia de Alicante.

Eladio Aniorte también ha denunciado la falta de respeto que muchos de los trabajadores de la Administración cometen contra los agricultores y ganaderos. Mientras “todos estaban confinados, los productores han trabajado al 200% para que a ninguno de nosotros nos faltaran frutas y hortalizas” y, sin embargo, vemos como hay funcionarios que no les atienden tras darles cita porque les ha surgido otro asunto.

Asimismo, se ha referido a otros abusos y al tema del AGUA. En concreto, ha destacado: 

  • Los injustos acuerdos que la UE sigue firmando y manteniendo con terceros países, en los que la agricultura siempre es moneda de cambio. Simplemente pedimos un modelo donde se pueda producir con las mismas reglas de juego con las que se produce en otros países, cuyos alimentos entran libremente a nuestros mercados.
  • El recorte de la Política Agraria Común (PAC).
  •  La pérdida de mercados por el Covid-19.
  •  Los aranceles de EEUU al vino y al aceite y ahora los que pretende imponer el Reino Unido a nuestros cítricos.
  •  El aumento de los costes de producción con el incremento de las medidas de protección y distanciamiento de los trabajadores.
  •  La nueva estrategia alimentaria que está impulsando la Comisión Europea, conocida como “De la granja a la mesa”, cuyo objetivo es sentar las premisas hacia un modelo de producción y consumo de alimentos, según ellos, “más sostenible”, que implica la eliminación del 50% de las materias activas fitosanitarias, iniciativa con la que Europa cede a las presiones del lobby ecologista.
  •  La nueva amenaza que se cierne sobre el trasvase Tajo-Segura con la nueva propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica de recortar los envíos de agua a través del Acueducto cuando se encuentre en el Nivel 2, de 38 a 27 hm3, bajo la “sorpresiva y buenísima intención” por parte de la Ministra, Teresa Ribera, de que el trasvase se mantenga más tiempo en NIVEL 2 y, por tanto, minimizar las situaciones hidrológicas excepcionales y reducir la permanencia en el Nivel 3 (en el que los envíos dependen de una orden del gobierno de turno).
    Es en este último punto es en el que me quiero detener hoy especialmente. Más que nada porque sin el trasvase, ninguna de las denuncias anteriores tiene sentido. Sin trasvase, no hay agricultura en el sureste español. Sin trasvase no hará falta exigir ni precios justos; ni reciprocidad laboral, social, o fitosanitaria con terceros países; ni eliminación de aranceles; ni exigencias sostenibles y ecológicas de la producción alimentaria…. Porque, sencillamente, no habrá nada que producir en Alicante, Murcia o Almería, y la huerta de Europa pasará a ser el Sáhara de Europa. "Permítanme desconfiar de esta propuesta e inclinarme más porque se trata de una “sucia estrategia del Ministerio para acabar con el Trasvase por la puerta de atrás”, ha concluido el presidente. 
Visto 261 veces
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio Web.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk