Viernes, 28 Febrero 2020 11:35

Agricultores alicantinos cortan la autovía de Madrid, en el tramo entre Monforte y Novelda, en protesta por los bajos precios que están arruinando a la uva de mesa y el resto de cultivos

Valora este artículo
(1 Voto)

Más 2.000 personas y 400 tractores cortaron el martes 25 de febrero durante dos horas la autovía de Madrid (A-31), a la altura de Monforte del Cid y hasta la salida de Novelda, para protestar por la crisis de precios estructural que vive el sector agrario en la provincia y exigir soluciones reales a las administraciones.

 

La movilización, convocada por las Organizaciones Profesionales representativas del sector (representadas por Asaja-Alicante, La Unió, COAG, UPA), LA Cooperativa de Agost, la Cooperativa de Monforte, la Cooperativa de Novelda, la Federación Prov. De Empresarios Frutas Productos Hortícolas (Fexphal-Fepex), el Consejo Regulador de la DOP Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó, así como el conjunto de alcaldes y alcaldesas de los 7 municipios que conforman la zona de producción (Agost, Aspe, La Romana, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes, Monforte del Cid y Novelda), partió a las 11.00 horas con una gran tractorada desde el Polígono Industrial el Fondonet en Novelda, que llegó alrededor de las 12.00 horas a la Rotonda de Agrosum en Monforte, donde se unieron al acto de concentración con todos los participantes que iban a pie y que clamaban bajo el lema: “Precios y seguros justos para la uva de mesa del Vinalopó ¡Sin agricultura nuestros pueblos se hunden!”. Desde allí, los manifestantes accedieron al corte de la autovía como señal de hartazgo ante la crisis de precios que está arruinando al sector.

Cabe destacar que este acto de protesta tuvo el poder de hacerse extensible a toda la agricultura y ganadería de la provincia. De hecho, vimos a productores de todos los cultivos llegados de todas las comarcas, especialmente del Medio Vinalopó y de la Vega Baja, donde el problema de los bajos precios y la subida de los costes de producción es denominador común a la uva de mesa, la fruta de hueso, el olivar, el aceite, las hortalizas, los cítricos, la granada, la ganadería, la apicultura…

Durante más de dos horas y media los manifestantes gritaron consignas como: «SMI, los agricultores también tenemos derecho a un salario mínimo por nuestros productos”; “No a la entrada de productos de terceros países en plena campaña”; “Menos agricultura, Más despoblación; “Precios mínimos en campo ¡YA!”; “La lucha contra el cambio climático comienza en el campo”; “Por un seguro agrario que podamos pagar”; “Sin precios justos la ganadería se acaba”; “Ley de la Cadena Alimentaria”, “Precios justos y renta agraria digna” y un largo etcétera.

El punto y final a este acto de protesta puramente alicantino lo puso el periodista y locutor de la tierra, Jesús Ayala, ncargado de la lectura del manifiesto y que, a su vez, dio paso a los parlamentos de los diferentes representantes de las organizaciones y entidades convocantes.

Parlamentos en los que todos coincidieron en denunciar los factores que nos han llevado a una quiebra técnica generalizada como: el incesante aumento de los costes de producción –el gobierno acaba de aprobar otro incremento del salario mínimo interprofesional–; la deslealtad de la Gran Distribución y de las grandes cadenas alimentarias, que ofertan productos de fuera cuando están en plena campaña en España, la utilización de la agricultura hortofrutícola como moneda de cambio en los acuerdos de la Unión Europea con países terceros; la discriminación perpetua de la Política Agrícola Común (PAC) hacia los cultivos mediterráneos; o la injusta criminalización que recibe la agricultura y la ganadería como sector contaminante pese a su esencial contribución medioambiental.

Monforte del Cid, en pleno corazón del Vinalopó, fue la localidad elegida para realizar este acto de protesta. Y es que, no hay que olvidar que el pasado otoño-invierno se quedaron sin recoger varios millones de kilos de uva embolsada de gran calidad. Aun así, la situación de bajos precios es extensible al resto de cultivos de la provincia, por lo que, como decimos, el éxito y el hito de esta manifestación, encabezada por el sector de la uva, ha sido su poder de convocar y congregar a productores de todos los cultivos y todas las comarcas de la provincia, que dejaron patente una unión del sector agroalimentario alicantino sin precedentes.

Esta movilización vino a sumarse a la oleada histórica de protestas y manifestaciones del sector agrario que se están sucediendo en multitud de comunidades autónomas españolas desde que comenzara el año, como muestra de la situación crítica que atraviesan los agricultores y ganaderos y en reclamo a las distintas administraciones de medidas a corto, medio y largo plazo que garanticen una rentabilidad digna para los productores.

Visto 247 veces
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio Web.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk