Martes, 26 Junio 2018 10:19

ASAJA valora la campaña del limón de la Vega Baja como positiva, con precios en origen superiores a 2017

Valora este artículo
(2 votos)

La campaña del limón 2017/2018 en la Vega Baja se encuentra en su recta final y desde Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante hacemos una valoración muy positiva motivada, por un lado, por las buenas calidades que ha presentado el fruto, gracias a las lluvias que se produjeron en invierno y restaron salinidad de riegos anteriores que se efectuaron con aguas de baja calidad debido al cierre del trasvase y, por otro, a los precios en origen que han percibido los agricultores, que se han incrementado en un 25% con respecto al ejercicio precedente, obteniendo una rentabilidad clara. Este repunte ha venido motivado por un excelente y “casi perfecto” equilibrio entre la oferta y la demanda de este cítrico, del que la Vega Baja es productor del 40% a nivel nacional.

 

Referente a cotizaciones en campo, el Limón Fino se pagó a precios estables durante toda la campaña que oscilaron entre los 0,40-0,45 céntimos el kilo, mientras que en 2017 se pagaba a alrededor de 0,30 céntimos. La variedad Verna, que inicia ahora su recolección y durará alrededor de seis semanas, ha arrancado con precios muy positivos que oscilan entre los 0,80 céntimos-1,00 euro el kilo, mientras que en el ejercicio anterior cotizaba entre 0,60-0,80 céntimos el kilo en origen.

En cuanto a los niveles de producción, cabe señalar que esta cosecha ha estado marcada por el cierre del trasvase Tajo-Segura en mayo del 2017, lo que provocó un inicio de campaña muy incierto y supuso que hasta hace tres meses se haya estado regando con aguas con alta salinidad, hecho que ha producido una merma del 30% en la campaña de la variedad de limón Fino, que finalmente ha alcanzado las 324.000 toneladas, manteniendo niveles muy similares al 2017. Por su parte, la variedad Verna ha registrado una merma de alrededor de un 50% por problemas de cuaje, y se estima una producción en la Vega Baja de alrededor de 60.000 toneladas.

Hay que reseñar que fueron las lluvias de invierno y primavera las que salvaron los calibres de los limones Finos, a los que la sequía y los riegos de aguas de mala calidad tenían totalmente adormecidos y estancados y, según los agricultores, es probable que en la cosecha del 2018-2019 se aprecien las consecuencias de no haber podido disponer de agua de calidad como las del Tajo-Segura.

“Los productores citrícolas del sureste español han creado un modelo a seguir por su buen hacer, lo que ha aportado un plus de calidad y reconocimiento a nuestros cítricos. Con ello, han logrado que esta sea la quinta o sexta campaña con casos de rentabilidades muy positivas y han demostrado que cuando hay un producto de calidad y el precio en campo es bueno para el agricultor, también se beneficia el resto de los eslabones de la cadena alimentaria, algo que debe sentar las bases y servir de ejemplo para otros cultivos que apenas cubren costes de producción”, señala el presidente de ASAJA Orihuela, José Vicente Andreu.

“Desde Asaja estimamos que el limón va a seguir siendo rentable en los próximos años porque el limón alicantino y español mantienen un gran prestigio en los mercados internacionales, sobre todo en Europa, y esto supone una garantía para seguir creciendo de forma sólida. La rentabilidad aceptable de este cítrico está provocando que cada año aumenten plantaciones, se cuide la calidad y seamos un referente a nivel mundial. Abriendo nuevos mercados y manteniendo calidad podemos gestionar el incremento productivo que se está dando”, asegura el presidente de ASAJA Alicante, Eladio Aniorte

Limón ecológico, futuro prometedor
La producción ecológica en Alicante es un sector en pleno despegue que se vislumbra con futuro prometedor. De hecho, según los últimos datos facilitados por el CAECV (Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad Valenciana) del 2017, la provincia de Alicante es la que mayor superficie dedica a la agricultura ecológica del cultivo de cítricos en la Comunitat, con 1.232 hectáreas, liderando la superficie productiva con una representatividad del 54% sobre el total, siguiéndole la de Valencia con 889 hectáreas y un 39% de representatividad y Castellón con 128 hectáreas y un 5%.

Según el CAECV, de estas 1.232 hectáreas de cítricos ecológicos en la provincia, 604 ha las copan el cultivo de limón ecológico y, de ellas, 586 ha se encuentran en la comarca de la Vega Baja, que cada año aumenta su producción (581 ha limón ecológico en 2016 en Vega Baja).

Y es que, el limón ecológico se ha convertido en un producto muy solicitado desde países europeos como Alemania, Países Nórdicos y Francia y en estos momentos hay mayor demanda que oferta. Con ello, los agricultores de la Vega Baja están viviendo campañas con cotizaciones altas y acordes con el sobrecoste de producción en ecológico.

Prueba de ello es que en la campaña 2017-2018 el limón ecológico variedad Fino ha estado cotizando a una media de 95 céntimos kilo en campo y ha llegado al euro. Por su parte, el Verna ha llegado a 1,20 euros el kilo. No es de extrañar que la tendencia de parcelas en reconversión de limón tradicional a limón ecológico sea imparable y los productores de la Vega Baja estén trabajando por convertirse en un referente mundial en la producción de limón cultivado sin abono químico.

 

Visto 378 veces
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio Web.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk